Calidad del material:

 

La calidad del material como N35, N42, N38SH, C5 etc determina la calidad del material megnético que fue utilizada en la manufactura del imán e indica:

a) la cantidad de "energía magnética" que tiene la pieza por unidad volumétrica y

b) la temperatura máxima de trabajo normal a la que puede operer el imán.


Al mencionar  "la fuerza" de un imán nos referimos generalmente a la fuerza de jale o sujeción en contacto directo con una placa de metal. También se puede referir o a la fuerza con que atrae una pieza ferrosa desde cierta distancia. "La fuerza" depende la la calidad del material empleado y también de las dimensiones y forma del imán así como si se trata de un imán aisalado o esta montado en un recipiente metálico, usualmente conocido como imán sujetador o inductor.

La forma y dimensiones del imán será generalmente el factor de mayor influencia para "la fuerza" Casi siempre un imán más grande es "más fuerte" aunque la calidad del material sea menor.

 

 

Remanencia:

 

La remanencia (Br) es la medida para densidad de flujo residual o inducción magnética o  que queda o permanece en el imán después de ser magnetizado. Entre mayor sea este valor más "fuerte" será el imán.

Como unidad de medición para la inducción magnética o densidad de flujo se emplea Gauss o Tesla.

1 Tesla = 10 000 Gauss.

 

 

Coercitividad:

 

La coercitividad Hc es la intensidad del campo necesaria para volver a desmagnetizar completamente un imán. Entre mayor sea la coercitividad, el imán mantendrá su magnetización al ser expuesto a un campo magnético opuesto.

Se diferencia entre la coercitividad bHc de densidad de flujo y la coercitividad jHc de polarización. Si un imán queda expuesto a un campo desmagnetizador de intensidad bHc, la densidad de flujo en el imán desaparece. El imán, sin embargo, continúa siendo magnético, pero el flujo generado por él queda neutralizado por el flujo opuesto del campo desmagnetizador. Solamente cuando la intensidad del campo desmagnetizador alcanza el valor jHc el imán pierde su polarización y con ella su magnetización completamente.

La unidad para la intensidad del campo magnético es Oe (Oersted) o A/m (Amperio por metro).

 

 

Producto energético máximo:

 

El producto energético máximo es la máxima energía magnética almacenada en un imán. Se trata del producto máximo alcanzable de densidad de flujo B e intensidad del campo H.

Como unidad se emplea el kJ/m³ (Kilojulio por metro cúbico) o bien el MGOe (Mega-Gauss-Oersted).

En otras palabras: para una mismo objetivo se puede usar un imán pequeño con un elevado producto energético o un imán grande con un producto energético bajo.

 

 

Temperatura máxima de operación normal:

 

Es la temperatura a la que el imán puede operar sin modificar ninguna de sus caraterísticas magnéticas; si esta temperatura es superada el imán comenzará a afectar negativamente sus propiedades hasta llegar a la temperatura Curie, que en el caso del neodimio la temperatura Curie es de 250 ºC  y en el caso de los imanes de ferrita (óxido férrico o cerámicos) la temperatura Curie es de 500 ºC

 

 

Neodimio, los imanes más potentes del mundo. - video